jueves, 14 de julio de 2011

Una de las ultimas dinámicas

Este curso me ha parecido como un elefante tirando de una gruesa cuerda, siempre con mucha fuerza.
En el grupo éramos muchos pero casi siempre estábamos nueve, sin necesitar un techo para dar sombra.
Lo que más me ha gustado las personas conocidas sin quitar importancia a lo demás, aprendiendo muchas  cosas nuevas.
Hemos sido un canto a la alegría y consistente como una piedra.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada